FRUTAS Y VERDURAS DE VERANO

En el final de la primavera aparece el albaricoque, aromático y meloso, muy rico en betacaroteno, poderoso antioxidante que previene la degeneración de las células causadas por los radicales libres. Tres albaricoques cubren el 60% de las necesidades diarias de vit. A, la tercera parte de vit. C, y cantidades muy importantes de vit B y E. También son ricos en minerales principalmente Potasio, manganeso y hierro. Bajo contenido en azucares y escasas calorías. Contribuye a mantener la salud de los ojos y la piel. Previene la aparición de enfermedades crónicas y el cáncer
También aparece, aunque un poco antes, y nos prepara para los calores del verano, la cereza. Nos ayuda a renovar la sangre y a eliminar los excesos de ácido urico en muy poco tiempo. Rica en vit. C ( poderoso antioxidante celular), magnesio y ácido folico, diuréticas y ligeramente laxantes, con lo que también ayudan a eliminar toxinas del organismo. Por estas causas son mas bien utilizadas en primavera, época de depuraciones, sin embargo su aparición, un poco tardía, nos ayuda y nos prepara también para el verano.
Y entrando ya en el verano, nos encontramos con LOS PIMIENTOS muy ricos en vit. C, 60 gr. Cubren las necesidades diarias de esta vitamina, sus salles minerales neutralizan la acidez del estomago. También contienen vitamina A y cantidades importantes de potasio. En cantidades moderadas favorecen la digestión porque estimulan las secreciones gástricas y la función de la vesícula biliar. Hay dos variedades: los verdes que se cosechan antes de que lleguen a madurar, y los rojos que son los maduros, se utilizan, crudos, en ensalada, y también asados (escalibadas veraniegas) o fritos, esta ultima modalidad la menos adecuada pues pueden absorber mucho aceite.
CALABACIN, antitóxico, depurativo y diurético, siendo muy empleado en dietas de adelgazamiento. Fáciles de digerir, fuente de vit. C y betacaroteno, la mayor parte de sus nutrientes se encuentran bajo su piel, suave y comestible por lo que no conviene pelarlos ( por supuesto, que hay que utilizarlos biológicos), el calabacín mejora las afecciones intestinales, es laxante y alivia la artritis, la gota y la cistitis.
TOMATE, es realmente una fruta, aunque nunca se ha considerado como tal, el verano es realmente su época, pues es cuando, y gracias al sol y el calor, madura naturalmente en su rama, sin necesidad de invernaderos artificiales. Su color rojo se debe la licopeno, un tipo de caroteno muy antioxidante que posee un efecto protector contra el cáncer, las enfermedades cardiacas y degenerativas. En esta época son deliciosos, remineralizantes y aportan a las ensaladas un sabor inigualable y un penetrante aroma. Contienen vitaminas A, B1, B2, B6, C y K y muchas sales minerales. Conviene usarlos con precaución por la gran cantidad de oxalato y potasa que contienen
JUDIAS VERDES, contienen importantes cantidades de vitaminas A, B, y C. Son muy aconsejables en casos de convalecencias, crecimiento, agotamiento, son diuréticas, depurativas y antitóxicas, indicadas para diabetes, litiasis renal, reumatismo y gota. Aunque se encuentran durante todo el año, su época de crecimiento y recolección es en verano
PEPINO, contienen vitaminas A, B, y C, azufre, manganeso, cal y mucilagos. Contiene gran cantidad de agua. Es muy refrescante y por lo tanto muy aconsejable para las ensaladas veraniegas.
También se pueden utilizar externamente para estados subfebriles, intoxicaciones, cólicos intestinales, gota, arenillas, herpes, cuidados de la piel, pecas, etc

BERENJENA, es la mas pobre en nutrientes, contiene calcio y fósforo, es muy buena para el colesterol, por su bajo contenido en grasas, y también aconsejable en las dietas de adelgazamiento, pues prácticamente no tiene calorías. No conviene utilizarlas crudas pues son tóxicas.
CIRUELAS, ricas en vitamina A, menos en vitamina B y C, y en minerales como el hierro, calcio, fósforo, magnesio, potasio, sodio y manganeso. Muy indicada en casos de anemia, abstemia, gota, reumatismo, arteriosclerosis, estreñimiento, intoxicación intestinal y para combatir las deficiencias hepáticas. Tomadas en ayunas ayudan a eliminar el estreñimiento.
MELOCOTON, Fruto delicioso, oxidante, astringente, diurético, laxante, depurativo, calmante de los nervios, y estimulante de las glándulas, muy desintoxicante. Muy rico en vitaminas A, B1, B2, C y P.P., sales minerales: potasio, sodio, calcio, magnesio, hierro, fósforo, azufre, cloro, manganeso y aluminio. Es energético, estomacal, diurético, laxante ligero, y muy bajo en calorías (60 calorías por 100 gr.).
MELON Y SANDIA, tienen ambos un alto valor energético, y una gran cantidad de agua. El melón ayuda a limpiar el organismo y eliminar desechos, estimula el apetito, favorece la piel, es mineralizante y muy aconsejable, por ello, para anemias, estreñimiento, hemorroides, gota y reumatismo, dado su bajo contenido en azúcar resulta especialmente recomendable para diabéticos, para combatir la obesidad y para quien padece ciática o sufre hipertensión.
La sandia, es rica en potasio y ácido folico y por tener un gran cantidad de agua se le conoce como "la fruta del riñón". Limpia el organismo, la piel y la sangre. Es muy diurética y muy recomendable para enfermos de próstata, riñones y vías urinarias, así como para los que sufren retención de líquidos, acidez de estomago o presión arterial elevada.
El melon y la sandia son muy digestivos y saludables, siempre y cuando se consuman solo, o antes de las comidas, como aperitivo.